Posted on

Todo lo que debes saber sobre una Fudación u ONG en República Dominicana

Regulación de asociaciones civiles sin fines de lucro bajo ley
dominicana: requisitos de habilitación, obligaciones,
responsabilidad de los asociados.

Para la incorporación y habilitación de una, Asociación Civil Sin Fines de Lucro (En lo adelante una “Fundación”), bajo la normativa vigente de la República Dominicana, hay que tener en cuenta los aspectos que detallamos a continuación:

1. Marco regulatorio para este tipo de asociaciones y su denominación
2. Clasificación de las asociaciones sin fines de lucro
3. Incorporación y habilitación: requisitos, procedimiento, plazos
4. Facultades de las asociaciones sin fines de lucro
5. De los asociados. Derechos y obligaciones
6. De la forma de las donaciones y aportes Del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones Sin Fines de Lucro como organismo colaborador
7. Mecanismo de control que deben mantener las asociaciones sin fines de lucro Del régimen fiscal aplicable

1. Marco regulatorio. Denominación
2
Conforme a la legislación dominicana, las asociaciones civiles se encuentran reguladas
bajo la Ley No. 122-05 sobre la Regulación y Fomento de las Asociaciones sin Fines de
Lucro, así como el Reglamento de aplicación de dicha ley, No. 40-08, que juntos derogan
y sustituyen la Orden Ejecutiva No. 520 del 26 de julio de 1920 y sus modificaciones, y
el Código Tributario de la República Dominicana. La Ley 122-05, en su artículo segundo
define las asociaciones sin fines de lucro como “el acuerdo entre cinco o más personas
físicas o morales, con el objeto de desarrollar o realizar actividades de bien social o
interés público con fines lícitos y que no tengan como propósito u objeto el obtener
beneficios pecuniarios o apreciables en dinero para repartir entre sus asociados”.
2. Clasificación de las asociaciones sin fines de lucro
Conforme a la legislación indicada, las asociaciones sin fines de lucro se clasifican de la
siguiente manera:
a) Asociaciones de Beneficio Público o de Servicio a Terceras Personas, las cuales
se caracterizan por estar orientadas a ofrecer servicios básicos en beneficio de la
sociedad o de segmentos del conjunto de ésta. Estas asociaciones a su vez se
clasifican en:
i. Organizaciones de asistencia social
ii. Organizaciones de desarrollo comunitario
iii. Organizaciones de fomento económico
iv. Organizaciones de asistencia técnica
v. Organizaciones de educación ciudadana
vi. Organizaciones de apoyo a grupos vulnerables
vii. Organizaciones de investigación y difusión
viii. Organizaciones de participación cívica y defensa de derechos humanos
ix. Organizaciones comunitarias
x. Organizaciones de servicios múltiples
b) Asociaciones de Beneficio Mutuo, cuyas actividades tienen como misión
principal la promoción de actividades de desarrollo, defensa y fomento de los
derechos e intereses de su membresía. Este tipo de asociación se sub-clasifica en:
i. Asociaciones de profesionales
ii. Organizaciones empresariales
3
iii. Clubes recreativos
iv. Organizaciones religiosas
v. Fundaciones y asociaciones mutualistas
vi. Organizaciones de personas jurídico-públicas
c) Asociaciones Mixtas, son las que realizan actividades de beneficio público y de
beneficio mutuo; y,
d) Órganos Interasociativos de Asociaciones Sin Fines de Lucro, los cuales
requieren la participación de tres o más asociaciones sin fines de lucro legalmente
incorporadas. Son medios de articulación para las asociaciones mejorar el
cumplimiento de sus fines sociales, y promover políticas públicas que coadyuven
al desarrollo de su membresía. Dentro de esta clasificación se encuentran: los
consorcios, redes y/o cualquiera otra denominación de organización sectorial o
multisectorial, conformada por asociaciones sin fines de lucro.
3. Incorporación y habilitación: requisitos, procedimiento, plazos
Para su correcto funcionamiento bajo las normativas dominicanas, la Asociación sin fines
de lucro deberá agotar el proceso de incorporación y, cuando corresponda, según se
establece más adelante, obtener la licencia o permiso de habilitación, que es el
documento de autorización de funcionamiento u operación de un establecimiento o
servicio otorgado por el Ministerio de Estado o autoridad sectorial competente, con el
objeto de asegurar que los servicios ofrecidos por las asociaciones sin fines de lucro
cumplan con condiciones mínimas y particulares en cuanto a sus recursos físicos,
humanos, estructurales y de funcionamiento para garantizar a la población la prestación
de servicios seguros y de calidad.
3.1. Proceso de Incorporación
A tales fines, para la obtención del registro de la incorporación de una asociación sin
fines de lucro deberá someterse a la Procuraduría General de la República, mediante
solicitud formulada por el presidente de dicha asociación, la siguiente documentación:
a) Acta de la Asamblea Constitutiva;
4
b) Estatutos, los cuales deberán establecer entre otras cosas, las normativas para
regular la igualdad de derechos entre miembros, sin distinción de sexo o edad,
plazo de duración de la asociación o indicación de que es por tiempo indefinido,
los requisitos de membresía, y perdida de la condición de asociado;
c) Relación de la membresía con los datos generales (nombres, nacionalidad,
profesión, estado civil, numero de la cédula de identidad y electoral o pasaporte y
dirección domiciliaria);
d) Misión y objetivos de la constitución;
e) Área geográfica donde realizara sus labores;
f) Domicilio principal de la institución;
g) Una certificación de la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI),
institución adscrita al Ministerio de Industria y Comercio, que administra todo lo
relativo a la concesión, al mantenimiento y vigencia de las diferentes modalidades
de la Propiedad Industrial.
Dentro de los sesenta (60) días siguientes a la solicitud, la Procuraduría General de la
República deberá dar una respuesta, en caso contrario, los interesados pondrán en mora al
Procurador General para que en el plazo de quince (15) días dicte el registro de
incorporación, y si no lo hace se tendrá por registrada la asociación sin fines de lucro y se
podrá proceder a1cumplimiento de las medidas de publicidad. Actualmente, en la
práctica la Procuraduría General del Distrito Nacional está dando respuesta a la solicitud
de incorporación en un plazo de quince (15) días aproximadamente. Esta respuesta bien
puede ser con la emisión definitiva del certificado de incorporación o con observaciones
del expediente y requerimientos de modificaciones o documentos adicionales.
Una vez se haya expedido el registro de incorporación de la asociación correspondiente,
los asociados tendrán un plazo de un (1) mes para proceder con los requisitos de
publicidad contemplados en la ley, esto es, a) depositar en las secretarías de la Cámara
Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia y del Juzgado de Paz de su
jurisdicción, copia certificada del registro de incorporación y un ejemplar de los estatutos
y demás documentos constitutivos de la asociación.
Asimismo, en el mismo plazo establecido, se deberá publicar en un periódico de
circulación nacional, un extracto de los documentos constitutivos, copia del cual deberá
ser depositada en la Procuraduría General de la República.
5
Adicionalmente, luego de obtenido el certificado de incorporación, las asociaciones sin
fines de lucro deberán solicitar a la Dirección General de Impuestos Internos, la
correspondiente incorporación al Registro Nacional de Contribuyentes, depositando a
estos fines copia de los documentos constitutivos y documentos que acrediten la
incorporación.
A partir de que se cumpla con los requisitos de publicidad la incorporación surtirá efecto
y la asociación tendrá personalidad jurídica, y en tal virtud tendrá las siguientes
facultades:
a) Podrá comparecer como demandante o demandada ante cualquier tribunal;
b) Celebrar contratos, y en consecuencia puede arrendar, poseer y adquirir a título
gratuito u oneroso toda clase de bienes muebles e inmuebles; vender, traspasar y
en cualquier forma enajenar o hipotecar, dar en prenda, constituir en anticresis y
en cualquier otra forma gravar sus bienes muebles e inmuebles; tomar préstamos
para los fines de la asociación;
c) Ejercer, como persona jurídica, cualquier facultad que fuere necesaria para
realizar los actos antes enumerados
En resumen, el proceso de incorporación abarca los siguientes pasos:
– Solicitud de registro de nombre comercial ante la Oficina Nacional de Propiedad
Industrial (ONAPI);
– Solicitud de incorporación ante la Procuraduría General de la República;
– Depósito de los documentos de incorporación ante las secretarías de la Cámara
Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia y del Juzgado de Paz de su
jurisdicción.
– Publicación en un periódico de circulación nacional de un extracto de los
documentos constitutivos, copia del cual deberá ser depositada en la Procuraduría
General de la República.
– Solicitar a la Dirección General de Impuestos Internos, la correspondiente
incorporación al Registro Nacional de Contribuyentes.
Posteriormente, y según el objeto a ser desarrollado por la entidad de que se trate, debe
procederse a la habilitación ante el Ministerio o autoridad gubernamental
correspondiente, según lo detallado en lo sucesivo.
6
3.2. De la habilitación. Procedimiento
La habilitación es la resolución administrativa emitida por el Ministerio de Estado o
autoridad del organismo sectorial competente, mediante la cual se reconoce y declara que
una asociación sin fines de lucro cumple con los requisitos legales y normativos, reúne
las condiciones necesarias para prestar servicios y tiene los niveles de calidad exigibles
en los sectores en que la habilitación es un requisito para poder operar.
La habilitación es de carácter obligatorio para todas las asociaciones sin fines de lucro
que: trabajen en sectores en los que la habilitación sea un requisito necesario para poder
operar, aquellas que deseen recibir fondos del Estado o de algunas de sus instituciones,
desarrollen programas de beneficio público o de servicio a terceras personas
(asociaciones mixtas u órganos interasociativos). Por otro lado, la habilitación es de
carácter voluntario para las asociaciones de beneficio mutuo, asociaciones mixtas y los
órganos interasociativos de asociaciones sin fines de lucro que no desarrollen programas
de servicios a terceras personas.
El Ministro de Estado u organismo estatal correspondiente tiene la facultad de determinar
la estructura interna que realizará la función de habilitación, y de elaborar las normas
particulares aplicables al servicio específico de su competencia. Al mismo tiempo, debe
velar porque los servicios de las asociaciones debidamente habilitadas continúen
cumpliendo con las condiciones mínimas establecidas. Las asociaciones sin fines de lucro
que provean servicios a distintos sectores deberán estar habilitadas por ante cada uno de
los Ministerios de Estado u otro organismo estatal correspondiente. Cuando se
compruebe la falta de cumplimiento de las condiciones mínimas requeridas, se le
otorgará al representante de la asociación un plazo de cuarenta y cinco (45) días para que
regularice su situación.
En caso de no cumplir con este requerimiento, la autoridad procederá a revocar parcial o
totalmente la habilitación. El resultado final de la habilitación debe ser remitido al Centro
Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones Sin Fines de Lucro quien lo
registrará y tomará como criterio indispensable para la asignación de fondos públicos y el
aval del Estado para fondos de cooperación.
7
El Ministro de Estado u organismo estatal correspondiente, tendrá la facultad de asegurar
el cumplimiento de todas aquellas disposiciones que rijan la habilitación de las
asociaciones sin fines de lucro en todo el territorio nacional.
La autorización para actuar en un área o la prestación de un servicio determinado exigirá
la obtención de la correspondiente habilitación mediante el cumplimiento de los trámites
establecidos en el procedimiento aprobado por el Ministerio de Estado u organismo
competente. Este procedimiento que se iniciará a petición de la asociación interesada,
mediante oficio por ante la entidad pública competente.
Si transcurridos dos (2) meses no se hubiera dictado resolución a1 respecto, la asociación
solicitante denunciará ante el organismo donde se tramite su solicitud, la mora con
indicación de la fecha en que presentó su solicitud y la fecha de finalización del plazo que
tenía para resolver, concediendo o denegando la habilitación. Si transcurriese un mes sin
que aquel se pronunciase, se entenderá concedida la habilitación con carácter provisional.
El Ministerio de Estado u organismo competente podrá en cualquier momento posterior
resolver sobre la concesión de la autorización o denegarla por incumplimiento de las
normativas que resulten aplicables.
4. Facultades de las asociaciones sin fines de lucro
Conforme al marco legal dominicano las asociaciones sin fines de lucro tienen facultad
de prestar servicios técnicos y de asesoría a organismos públicos y privados, nacionales o
a entidades extranjeras, mediante contratos, concursos o concesiones otorgadas en
licitación pública, siempre que los beneficios obtenidos fruto de estos servicios sean
destinados a1 objetivo de dicha institución, no así a buscar un beneficio para los
asociados.
5. De los asociados. Derechos y obligaciones
La constitución o integración en asociaciones sin fines de lucro por las personas físicas y
morales se realizará conforme a los siguientes principios:
a) Las personas físicas deberán tener capacidad legal para obrar y suscribir acuerdos;
8
b) Los menores de edad precisan del consentimiento, documentalmente acreditado,
de las personas que deben suplir su capacidad;
c) Las personas jurídicas de naturaleza asociativa requerirán el acuerdo expreso de
su órgano directivo competente;
d) Las asociaciones podrán constituir órganos interasociativos bajo la denominación
de federaciones, confederaciones, alianzas, foros, uniones u otras similares, previo
a1 cumplimiento de los requisitos exigidos para la constitución de asociaciones,
con acuerdo expreso de sus órganos directivos competentes.
La condición de asociado es intransferible, salvo que los estatutos dispongan otra forma,
por causa de muerte o a título gratuito. A continuación listamos los derechos a favor de
los asociados a que se refiere el Decreto No. 40-08:
a) Participar en las actividades de la asociación y en los órganos de dirección y
representación, a ejercer el derecho de voto, así como a asistir a la asamblea
general, de acuerdo con los estatutos, salvo las excepciones establecidas en la ley;
b) Ser informado acerca de la composición de los órganos de dirección y de
representación de la asociación; de su estado de cuentas y del desarrollo de su
actividad;
c) Acceder a toda la documentación de la asociación a través de los órganos de
dirección y de representación;
d) Ser oído previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él y a ser
informado de los hechos que dan lugar a tales medidas, con la debida motivación
del acuerdo que, en su caso, imponga la sanción; e,
e) Impugnar ante los tribunales, los acuerdos de los órganos de la asociación que se
estimen contrarios a la ley o a los estatutos.
Finalmente, los asociados tienen derecho a renunciar voluntariamente a su condición de
miembro de la asociación en cualquier momento durante la vigencia de la asociación.
Asimismo, la referida normativa detalla los deberes de los asociados, que se indican a
continuación:
9
a) Compartir las finalidades de la asociación y colaborar para la consecución de las
mismas;
b) Pagar las cuotas y otras aportaciones que, con arreglo a los estatutos, puedan
corresponder a cada socio;
c) Cumplir el resto de las obligaciones que resulten de las disposiciones estatutarias;
y,
d) Acatar y cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de
dirección y de representación de la asociación.
6. De las donaciones y aportes
Las donaciones hechas a las asociaciones sin fines de lucro podrán realizarse en dinero o
en especie, éstas podrán consistir en la entrega de muebles tangibles, inmuebles o en
servicios cuantificables. En caso de donaciones en naturaleza, el valor conferido por la
persona donante a los bienes donados estará sujeto a verificación por la administración
tributaria de la República Dominicana y gozará de la exención en razón del monto real
del valor donado.
La donación de cualquier tipo de aporte a una asociación sin fines de lucro que no cumpla
con los requisitos establecidos en la norma no podrá ser deducible como gasto por parte
de la persona o entidad donante.
Los excedentes obtenidos por estas asociaciones pueden ser únicamente usadas para
lograr metas institucionales, tales como programas y proyectos específicos, previamente
autorizados, o de atención o colaboración especial en casos de desastres y/o emergencias
nacionales.
Las donaciones hechas a una asociación sin fines de lucro serán deducibles del impuesto
sobre la renta del donante, hasta una cantidad máxima del 5% de la Renta Neta
Imponible, del ejercicio fiscal en el que se haya efectuado. Para su deducción, el donante
deberá presentar comprobantes fehacientes a juicio de la administración tributaria y
cumplir con los requisitos que se indican a continuación:
10
a) El valor de las donaciones en bienes de capital de naturaleza mobiliaria o
inmobiliaria, deberá coincidir con el valor en libros con que estos bienes estén
contabilizados por el donante.
b) En caso de acciones, bonos, cédulas y similares, se computarán por su valor en
libro actualizado con las primas, descuentos, dividendos o intereses por cobrar.
c) Para la obtención de la deducción, la donataria deberá figurar inscrita en el
registro especial que para tales fines llevará la Administración Tributaria, y
encontrarse al día en la presentación de su declaración jurada informativa anual.
Cuando el donante sea extranjero, no domiciliado en la República Dominicana, la
donataria deberá adjuntar a la declaración presentada en la Dirección General de
Impuestos Internos, copias de los documentos presentados por el donante que avalen el
aporte realizado y la identidad del mismo. En cuanto a donaciones realizadas por
empresas vinculadas con la asociación, la legislación dominicana que regula este tipo de
asociaciones no establece condiciones o requerimientos adicionales, así como no
establece expresamente limitaciones para tales fines.
En cuanto a los aportes realizados por el Estado dominicano, nuestra normativa
expresamente dispone que únicamente las asociaciones de beneficio público o de servicio
a terceras personas y los programas de beneficio público o de servicio a terceras personas
que desarrollen las asociaciones de beneficio mutuo, las mixtas u órganos
interasociativos, podrán ser consideradas para recibir fondos públicos del Presupuesto
Nacional o el aval del Estado para apoyar la ejecución de programas y proyectos que
promuevan o realicen contratos de servicios y convenios de gestión para fines o
actividades de interés social.
7. Del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones Sin Fines de
Lucro
El Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones Sin Fines de Lucro (en
lo adelante “el Centro”) tiene como finalidad impulsar la participación de las
instituciones sin fines de lucro en la gestión de los programas de desarrollo. El Centro
está adscrito al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo de la República
Dominicana, y coordinado a través de la Oficina Nacional de Planificación (ONAPLAN).
11
Las asociaciones sin fines de lucro debidamente incorporadas y autorizadas a operar
deberán registrarse en el Centro con la finalidad de formar parte de los programas de
fomento y apoyo que realiza esta institución. A continuación listamos las
responsabilidades del Centro frente a las asociaciones sin fines de lucro debidamente
inscritas en el Centro, conforme se detalla en el Reglamento 40-08:
a) Validar la clasificación de las asociaciones sin fines de lucro, establecida en su
incorporación;
b) Consignar los datos de las asociaciones sin fines de lucro en el registro nacional
de habilitación del centro, en base al registro de incorporación y al registro de
habilitación de la Secretaría de Estado u otro organismo estatal de conformidad
con los términos de la Ley 122-05;
c) Contribuir a la difusión de las actividades y de los aportes de estas asociaciones,
así como a la canalización de recursos;
d) Recomendar al Poder Ejecutivo su inclusión en el Presupuesto de Ingresos y Ley
de Gastos Públicos de la Nación, de conformidad con el procedimiento de
solicitud de aportes mediante contratos de servicios, convenios de gestión, apoyos
a programas y proyectos de las asociaciones sin fines de lucro; y,
e) Propiciar los servicios de información, estudios, entre otros, sobre los aportes de
estas asociaciones a las políticas públicas.
Las asociaciones sin fines de lucro tanto nacional como extranjeras que ofrezcan
servicios públicos o a terceros podrán obtener aportes del Estado Dominicano siempre
que estén en cumplimiento con sus obligaciones. A estos fines deberán tener su
autorización de habilitación y estar registradas en el Centro, por lo menos un (1) año
previo a la solicitud de los fondos. Las solicitudes de las asociaciones para ser incluidas
en el presupuesto nacional, deberán realizarse por escrito al Centro entre el primero (1ro)
de mayo y el treinta y uno (31) de agosto de cada año, y una vez sea aprobado el
presupuesto nacional por el organismo competente, se notificará la respuesta a las
asociaciones correspondientes.
8. Mecanismo de control
En esta sección detallaremos algunos de los requerimientos establecidos en la Ley 122-05
y el reglamento de aplicación Decreto 40-08, sobre mecanismos de control de las
12
asociaciones sin fines de lucro. Toda asociación sin fines de lucro deberá cumplir lo
siguiente:
a) Llevar un registro, por medios manuales o electrónicos, en que se anotarán los
nombres y apellidos, profesión y domicilio de los asociados;
b) Llevar un inventario, por medios manuales o electrónicos, en el que se anotarán
todos los bienes muebles e inmuebles pertenecientes a la asociación;
c) Llevar una contabilidad organizada en la que deberá figurar todos los ingresos y
egresos de la sociedad, con indicación exacta de la procedencia de los primeros y
la inversión de los segundos, y el seguimiento de dichas inversiones;
d) Llevar un registro, manual o electrónico, de descripción de actividades y
programas, incluidas sus relaciones internacionales.
Asimismo, las asociaciones sin fines de lucro deberán cumplir con los siguientes
requisitos:
a) La presidencia o dirección de toda asociación incorporada o su junta directiva,
deberá presentar anualmente a la asamblea general ordinaria de asociados, un
informe detallado de su labor, acompañado del estado financiero de los ingresos y
egresos ocurridos durante el año;
b) Toda asociación que posea o adquiera bienes muebles o inmuebles deberá
suministrar a la Dirección General de Impuestos Internos, a través de formularios
anuales prescritos en los reglamentos, la información requerida en los mismos; y,
c) Adicionalmente, no se permitirá deducir del pago del impuesto sobre la renta, las
donaciones que se hagan a la asociación en cualquier año calendario, a menos que
la asociación se encuentre al día en la presentación de su declaración jurada
informativa anual por ante la Dirección General de Impuestos Internos.
La referida Ley No. 122-05 establece los mecanismos de coerción aplicables a aquellas
asociaciones que no cumplan con los objetivos para la cual fue creada y que no cumplan
con las obligaciones establecidas en la misma. En ese sentido, la violación a estos
requerimientos conllevará la pérdida de los beneficios establecidos, hasta que se
actualice, aunque podrán mantener la personalidad jurídica.
En caso de que dicho incumplimiento se mantenga por tres (3) años consecutivos, la
referida Ley 122-05 dispone que la asociación sin fines de lucro pudiera perder su
personalidad jurídica. Sin embargo, no se establece un procedimiento al efecto, y en la
13
práctica, la Procuraduría no mantiene un seguimiento o mecanismo de control sobre estas
asociaciones que le permita determinar a partir de sus archivos, si se encuentran o no en
cumplimiento de las leyes aplicables. Por tales motivos, en el estado actual de
implementación de esta normativa, entendemos que una sanción de esta naturaleza
tendría que ser promovida por una parte interesada que tenga la capacidad de aportar las
evidencias necesarias y dar al traste con una resolución que declare la revocación de la
autorización de incorporación de la asociación de que se trate.
Cabe señalar que en los casos de que un eventual incumplimiento pueda involucrar las
obligaciones de una asociación sin fines de lucro ante la Dirección General de Impuestos
Internos, en la práctica, esta entidad tiene la facultad de inactivar el registro nacional de
contribuyentes hasta tanto la sociedad se encuentre en cumplimiento con sus obligaciones
tributarias. En este caso, la asociación sin fines de lucro de que se trate, no podrá
beneficiarse del régimen fiscal que establece la ley para este tipo de asociaciones.
Las asociaciones incorporadas responden de sus obligaciones con todos sus bienes
presentes y futuros. Los asociados no responden personalmente por las deudas de la
asociación.
Los miembros o titulares de los órganos de dirección y representación, y las demás
personas que obren en nombre y en representación de la asociación, responderán ante
esta, ante los asociados y ante terceros por los daños causados y las deudas contraídas
por actos dolosos, culposos o negligentes. También responderán civil y
administrativamente por los actos y las omisiones realizados en el ejercicio de sus
funciones, y por los acuerdos que hubiesen votado favorablemente, frente a terceros, a la
asociación y a los asociados.
9. Del régimen fiscal aplicable
De acuerdo con las disposiciones de la Ley 122-05 y el reglamento de aplicación No. 40-
08, las organizaciones sin fines de lucro gozarán de una exención general de todos los
tributos, impuestos, tasas, contribuciones especiales, de carácter nacional o municipal,
vigentes o futuros, siempre que hayan cumplido con los requisitos legales para su
constitución y sean autorizadas a operar en el país.
14
De igual manera y en la misma medida, dichas instituciones estarán exentas de cualquier
impuesto que grave las donaciones y legados, cuando califiquen como donatarias o
legatarias de personas físicas o morales, nacionales o extranjeras, organismos
internacionales y gobiernos.
A tal efecto, el Código Tributario establece en su artículo 299 literal d) que estarán
exentas del Impuesto sobre la Renta aquellas rentas “que obtengan las entidades civiles
del país de asistencia social, caridad, beneficencia, y los centros sociales, literarios,
artísticos, políticos, gremiales y científicos, siempre que tales rentas y el patrimonio
social se destinen a los fines de su creación y en ningún caso se distribuyan directa o
indirectamente entre los asociados”.
Sin embargo, dicho Código de Tributario establece que cuando estas entidades generen
rentas provenientes de actividades de naturaleza distinta a los propósitos para los cuales
fueron creadas, dichas rentas estarán sujetas al Impuesto sobre la Renta.
Ahora bien, para beneficiarse de este régimen fiscal, las asociaciones sin fines de lucro
deberán cumplir con las siguientes obligaciones:
a) Estar inscritas y registradas en el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC);
b) Presentar en un plazo de 90 días a la fecha de cierre del ejercicio fiscal, una
declaración jurada informativa anual por ante la Dirección General de Impuestos
Internos (DGII), en la cual deberán constar:
i. Los ingresos brutos obtenidos.
ii. Los desembolsos realizados.
iii. Los movimientos de las cuentas bancarias.
iv. Las compensaciones y cualquier otro pago hecho por concepto de
remuneraciones complementarias a sus empleados, directores y gerentes
de la entidad.
v. Un estado de los activos, pasivos y activos netos al inicio y al cierre de
cada ejercicio fiscal.
vi. Relación detallada de cada una de las contribuciones recibidas durante el
año, indicando los nombres y direcciones de los donantes.
vii. Relación detallada de cada una de las donaciones internacionales
recibidas, con los datos de la entidad donante, el monto de la donación y
los programas y proyectos a los que se destinarán dichos recursos, así
15
como cualquier otra información al respecto que se estime necesaria a los
fines fiscales.
c) Estar al día en la presentación y el pago de los tributos que las leyes tributarias
ponen a su cargo, en su calidad de agente de retención o percepción de los
mismos y en general cualesquiera otras obligaciones fiscales establecidas por las
leyes y sus reglamentos.
d) Facilitar cualesquiera otras informaciones que les sean requeridas sobre su
situación administrativa y financiera.
Asimismo, estas instituciones tienen la obligación de preservar los comprobantes o
soportes documentales que avalen las declaraciones juradas que presenten, por un plazo
de diez (10) años.
Las asociaciones sin fines de lucro deberán poner en conocimiento de la DGII cualquier
modificación que sufran los datos que sobre la misma obren en los archivos de dicha
institución, lo que deberán realizar en los plazos establecidos, a tales fines, por las leyes
tributarias.
El no cumplimiento de las obligaciones fiscales y contables podrá conllevar la suspensión
temporal, pérdida parcial o total de los incentivos fiscales contemplados en las leyes. Para
la determinación de la medida a adoptar se tendrá en cuenta la gravedad del
incumplimiento y la reincidencia en el mismo.
Nos suscribimos a disposición si le surge cualquier inquietud o comentario en
relación con este asunto.
Si tiene cualquier pregunta con relación a esta Consulta, por favor contacte a su abogado
Erudito con quien usualmente trabaja o escribanos a través del correo
erudito@eruditolegal.com.

Para realizar la presente consulta hemos considerado las disposiciones de las siguientes normas:
a) Ley No. 122-05 sobre la Regulación y Fomento de las Asociaciones sin Fines de Lucro promulgada en fecha ocho (8) de abril del año dos mil cinco (2005) (en lo adelante la Ley No. 122-05), b) el Decreto No. 40-08 que establece el Reglamento de aplicación de la Ley 122-05 de fecha dieciséis (16) del mes de enero del año dos mil ocho (2008), c) la Ley 11-92 que aprueba el Código Tributario de la República Dominicana promulgada en fecha dieciséis (16) del mes de mayo del año mil novecientos noventa y dos (1992), y sus modificaciones (en lo adelante el “Código Tributario”).